viernes, febrero 16, 2007

La muerte ya no me encontrará

Carlos Pellicer nació en Villahermosa, Tabasco, el 4 de noviembre de 1899. Murió en la Ciudad de México el 16 de febrero de 1977.


Tema para un nocturno

Cuando hayan salido del reloj todas las hormigas
y se abra —por fin— la puerta de la soledad,
la muerte,
ya no me encontrará.

Me buscará entre los árboles, enloquecidos
por el silencio de una cosa tras otra.
No me hallará en la altiplanicie deshilada
sintiéndola en la fuente de una rosa.

Estoy partiendo el fruto del insomnio
con la mano acuchillada por el azar.
Y la casa está abierta de tal modo,
que la muerte ya no me encontrará.

Y ha de buscarme sobre los árboles y entre las nubes.
(¡Fruto y color la voz encenderá!)
Y no puedo esperarla: tengo cita
con la vida, a las luces de un cantar.

Se oyen pasos —¿muy lejos?...— todavía
hay tiempo de escapar.
Para subir la noche sus luceros,
un hondo son de sombras cayó sobe la mar.

Ya la sangre contra el corazón se estrella.
Anochece tan claro que me puedo desnudar.
Así, cuando la muerte venga a buscarme,
mi ropa solamente encontrará.

(Subordinaciones, 1949)

10 comentarios:

david santos dijo...

Hola!
Gran poema!
In la muerte sólo a roupa, más nada.
Cierto.
Muchas gracias.

Juana Gallo dijo...

Recordé un cuento que me contaba mi madre cuando era niña...
Decía algo así: "La muerte llegó a la casa de Juan, pero él se disfrazó y se peló para que no lo encontrara... al preguntar por él le repondieron que no estaba. Ah, pues si no está Juan, me llevo a este pelón", dijo.

Saludos

Lorena dijo...

Pues asi me gustaria a mi, que la muerte no me encuentre...ayy que miedo!, jejeje
saludos!

DuVeth dijo...

Yo crecí escuchandolo, mirandolo... es el símbolo en mi estado. Es apasionante leer de él y encontrar todo verde en sus palabras.

Seducida_Hedonista dijo...

Mientras vivimos la muerte no existe, y cuando la muerte existe, nosotros ya no somos; Epicuro, Las Puertas de Hades.

Lindo poema, un beso.

corvus dijo...

excelente mi paisano Pellicer Cámara... a veces quisiera escribir la mitad de bien de lo que escribía él... no es sólo la imágen de la muerte como algo de lo que se puede huir (la belleza ilógica de la poesía) sino cómo suena, lo que evoca, lo que mueve en el interior... es algo que hace que uno se sienta un poco mejor, un poco peor, un poco distinto...

Salvador Lobo dijo...

No había leido a pellicer... curada!!!

dull dijo...

morir sinmiedo es la consigna!
definitivamente las buenas letras son atemporales, tenia rato de no pasar por aqui,dejo saludos!

Pater Noster dijo...

Ah muerte....

una delicia leerla en tu blog.

Esa será la única verdad cierta del hombre. Su fin.

angel dijo...

Gracias por Pellicer y por Vallejo, y por este espacio tuyo que frecuento y recorro con gusto.

Saludos...