lunes, enero 14, 2008

Mi corazón: tu nido

Esperanza

Esperanza,
araña negra del atardecer.
Tu paras
no lejos de mi cuerpo
abandonado, andas
en torno a mí,
tejiendo, rápida,
inconsistentes hilos invisibles,
te acercas, obstinada,
y me acaricias casi con tu sombra
pesada
y leve a un tiempo.
Agazapada
bajo las piedras y las horas,
esperaste, paciente, la llegada
de esta tarde
en la que nada
es ya posible...
Mi corazón:
tu nido.
Muerde en él, esperanza.
El sábado pasado, día 12 de enero, murió en un hospital de Madrid el poeta Ángel González. Había nacido 82 años atrás, el 6 de septiembre de 1925, en Oviedo.
Fotografía del periódico mexicano La Jornada.

11 comentarios:

Champy dijo...

Hoy por la mañana fuí recibido con esta lamentable noticia...(ayuno de información sabado y domingo).... Lo más lamentable es que no se van solos, como que se ponene de acuerdo no crees?

Don Andrés la semana anterior, Angel el sabado.....

Porque se van en épocas de crisis???

Regresarán de inmediato?

Bajo que forma?

No nos abandonemos.

MARICHUY dijo...

Erat

Espléndido poema. Me encantó, ojalá la esperanza nos arañara un poco en este poco optimista 2008.

Saludos

PS Sobre Andrés Henestrosa, creo que con 101 años estaría un poco cansado de vivir en un mundo tan mezquino y materialista. Lo mejor es que murió en pleno uso de sus facultades.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Don Andrés Henestrosa el jueves 10, Ángel González el sábado 12... Ya eran muchos años de lucha. González tenía 82 años al morir; Henestrosa ¡pasaba de 100!

Para los que se quedan, lo terrible de estas muertes es que parece haber cada vez menos escritores, pintores, músicos, en España e Iberoamérica, que hagan sus cosas con la pasión que caracterizó a los nacidos en la primera mitad del siglo XX.

Gracias por el comentario, Champy. Te deseo y les deseo a tus seres queridos un feliz 2008.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Pues eso es lo milagroso, Marichuy, que ni uno ni otro se veían nada cansados. Conozco jóvenes que no tienen una tercera parte de la edad de estos dos grandes viejos, pero que están inundados de una pereza y una desidia desoladoras.

Gracias por visitar este espacio, por leer las cosas que escribo o las que han escrito otros y que recuerdo aquí. Que tengan tú y las personas que amas un buen año este 2008, Marichuy.

ErosGod1 dijo...

Hola Erat.
Que la salud y el fuelle que alimenta la inteligencia se mantenga constante, para que la lucha no decaiga; es mi deseo para el recién iniciado año.

Mencionaré un lugar común, pero que en estos casos resulta valido, los hombres pasan, la obra es perenne. El ejemplo los hace permanecer un poco más, cada quién en nuestra actividad debemos hacer nuestra parte, debemos justificar nuesra existencia y la sobrevivencia como especie. Ahí esta la tarea para los que vamos quedando.

Saludos.

Babel dijo...

Me gustó ese comentario de Champy.

Lamentable la muerte de las personas, terrible la pérdida de personajes.

Luis Ricardo dijo...

Esperanza, Erat Hora.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Babel:

Es que así es el Champy, siempre se avienta buenos comentarios.

¡Saludos!

Eratóstenes Horamarcada dijo...

ErosGod1:

Te agradezco por tus formidables deseos.

Por mi parte, les deseo un año 2008 que sea mejor que el 2007, mejor que el 2006, tanto a ti como a tus seres queridos. Vaya un abrazo desde este frío norte mexicano hasta la congelada capital.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Buena esperanza, Luis Ricardo.

Ana Valenzuela dijo...

Hola Erat,

Que bien llegar a esa edad en una situación plena, que pena por los que los extrañamos.

...pensé lo mismo del poema que Marichuy, la esperanza en el 2008 ¡no es la primera vez que coindimos!

Un abrazo