martes, octubre 14, 2008

De Sabina para mi vecina

A dos días del aniversario del descubrimiento de América...

¡
¡FELIZ CUMPLEAÑOS, DIANA AMÉRICA!! :D
La partitura la tomé de aquí, por si te interesa.

Mi vecina se encuentra de visita en Alemania. Lleva varias semanas allá y se quedará todavía varias semanas más... Supongo que pronto conocerá España y otros lugares a los que siempre ha querido ir. Ya no es mi vecina de cuarto, pero sigue siendo mi vecina de mundo.

E
n lo que vuelve a México (si es que vuelve, porque ¿quién desea volver de la bellísima Europa, amante terrenal de Zeus?), en lo que vuelve a México, repito, para que yo le dé físicamente su regalo (que seguramente consistirá en un garbanzo o una habichuela, porque mi economía no da para más), te ofrezco este regalo virtual, hermanita. Mi mamá y yo te queremos mucho y te mandamos miles de abrazos. Deberías vernos, parece que estamos nadando en el aire (por el movimiento de los brazos).
Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por Soleares,
vacío como una isla sin Robinsón.

Oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso:
así estoy yo, así estoy yo sin ti.

Perdido como un quinto en día de permiso,
como un santo sin paraíso,
como el ojo del maniquí.

Huraño como un dandy con lamparones,
como un barco sin polizones:
así estoy yo sin ti.

Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero:
así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo sin ti.

Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel.

Errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernovil,
solo como un poeta en el aeropuerto:
así estoy yo, así estoy yo sin ti.

Inútil como un sello por triplicado,
como el semen de los ahorcados,
como el libro del porvenir.

Violento como un niño sin cumpleaños,
como el perfume del desengaño:
así estoy yo sin ti.

M
ás triste que un torero
al otro lado del telón de acero:
así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo sin ti
.

Amargo como el vino del exiliado,
como el domingo del jubilado,
como una boda por lo civil.

Macabro como el vientre de los misiles,
como un pájaro en un desfile:
así estoy yo sin ti.

M
ás triste que un torero
al otro lado del telón de acero:
así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo sin ti
.

Ahora, yo sé que esta canción no es precisamente lo que uno acostumbra cantar en una fiesta de cumpleaños. Pero cuando la que cumple años no está...

Han de saber que mi vecina era la fan #1 de Joaquín Sabina en México (ahora
es la fan #1 de Joaquín Sabina en Alemania). A mí... bueno, me gustan los primeros discos del tipo. Otro día hablaremos de él. Pero Hotel, dulce hotel es un buen disco y la letra de esta canción no está nada mal.

Y que no te preocupes, sigo cuidando como si fueran niños a tu perro, tu gato, tu tortuga y tu pájaro. :)

1 comentario:

Babel dijo...

que bonito... una lagrimilla se escurrio por mis viejos ojos :´)