jueves, noviembre 13, 2008

Ítaca: canciones

Otra manera de recrear el poema —otra además de la lectura en voz alta o baja— es convertirlo en canción. Una canción es el esfuerzo de juntar dos líneas: la del sonido musical y la de la realización lingüística. En la historia del arte, sin embargo, cada línea reclama su independencia. No son abundantes los episodios donde escuchemos sin reparos una tonada teniendo como referente de ella un poema. ¿Habría que olvidarse, un poco, del poema para apreciar la pieza inspirada en él en lo que vale? Puede ser; pero sólo consigue hacérnoslo olvidar una composición resistente, o una ejecución hábil del tañedor o del cantante.

El alemán de ascendencia griega Alexandros Hatzis interpreta esta composición de Yiannis Petritsis que tiene por letra el poema de Constantino Cavafis. El tema puede resultar de su interés si quieren oír los versos en el idioma del escritor.

Hatzis: Izáki

El chileno Patricio Anabalón se basa en la traducción que hace de Ítaca a nuestro idioma su compatriota Miguel Castillo Didier. Anabalón sigue rigurosamente el poema; pero en lugar de volverse esto una virtud, el hombre parece ir “corriendo” detrás de Cavafis, inseguro de saber en qué consistirá su aportación propia.

Anabalón: Ítaca

Quien ha hecho un trabajo estupendo a partir de las frases del poeta griego es el “cantautor” catalán Lluís Llach. Es, entre los músicos que hemos recordado hoy, el que ha sido menos “fiel” a Cavafis. Tampoco es que se aleje tanto del poema, pero le preocupa menos la literalidad que a los músicos anteriores. Su Ítaca es más personal y tal vez por lo mismo más potente, desde la introducción —un poco a la Vangelis— con sintetizadores “oceánicos” hasta el colofón entre orquestal y rockanrolero, los cálidos ritmos mediterráneos de la batería y el piano, las cuerdas permisivas, un emocionante solo de saxofón y, sobre todo, el desolado canto de Llach. Por ello he dejado este audio-video como escucha final.

Lluís Llach: Viatge a Ítaca

Viatge a Ítaca
(C. Kavafis, Carles Riba, Lluís Llach)

Quan surts per fer el viatge cap a Itaca,
has de pregar que el camí sigui llarg,
ple d'aventures, ple de coneixences.
Has de pregar que el camí sigui llarg,
que siguin moltes les matinades
que entraràs en un port que els teus ulls ignoraven,
i vagis a ciutats per aprendre dels que saben.
Tingues sempre al cor la idea d'Itaca.
Has d'arribar-hi, és el teu destí,
però no forcis gens la travessia.
És preferible que duri molts anys,
que siguis vell quan fondegis l'illa,
ric de tot el que hauràs guanyat fent el camí,
sense esperar que et doni més riqueses.
Itaca t'ha donat el bell viatge,
sense ella no hauries sortit.
I si la trobes pobra, no és que Itaca
t'hagi enganyat. Savi, com bé t'has fet,
sabràs el que volen dir les Itaque
s.

2 comentarios:

pk dijo...

el viejo kavafis. gran poema.
regresando la visita.
saludos.

El que boga de pie sobre una piedra dijo...

Eratóstenes:

Gracias al comentario que dejaste en la galera pétrea llegué a este tu blog, que me ha gustado muchísimo. Lo he estado leyendo desde hace rato. Empecé con las entradas de poesía y canto (que no son mi fuerte, si es que tengo algún "fuerte") y así llegué a la entrada titulada "Música para una revolución" ¡Me fascinó! Además que me parece muy bien documentada. Creo que deja entrever un gran amor y admiración por el socialismo y lo soviético que yo también tengo. He llegado a punto de pelear con grandes amigos por defender a Stalin y de Lenin ... bueno, sigue de pie en mi mente, aunque los rusos lo quieran tirar.

Seguí leyendo la entrada sobre el amero. De pronto pensé que ibamos a diferir sobre el punto y vi con agrado que das argumentos que yo ni imaginaba con los cuales fortaleceré mi opinión sobre tal patraña. El final de la entrada me hizo reir de lo lindo; no conocía las monedas que ahí muestras.

Gracias por tu comentario en galera de piedra y más gracias por tu blog.